Cómo somos

Cómo somos

Nuestro Carisma

  • Prolongar la encarnación del Verbo en el mundo, imitando el estilo de vida de Jesús en la tierra (austeridad de vida, obediencia a la voluntad de Dios, vida familiar a lo Nazaret, extensión del Reino de los cielos, entrega hasta darlo todo por los demás).
  • De forma específica, movilizar apostólicamente a los laicos y la evangelización de los jóvenes y las familias.
  • Amor y servicio a la Iglesia.
Carisma

Espiritualidad

  • Somos “tronco ignaciano y savia carmelitana”, que significa que los Ejercicios espirituales de san Ignacio, el amor a la humanidad de Cristo de santa Teresa y la espiritualidad de las manos vacías de santa Teresa del Niño Jesús estructuran y fecundan nuestra vida espiritual.
  • Esta realidad se resume en un estilo de vida definido por la sencillez, la familiaridad y la austeridad; la espiritualidad del “subir bajando”, de Abelardo de Armas (las altas cumbres de la santidad se consiguen aceptando con alegría nuestra pobreza).
  • María es el camino. Todos los miembros del Movimiento hacen sus compromisos con Ella el día de la Inmaculada Concepción, 8 de diciembre, imitando sus virtudes y su forma de vida.
Espiritualidad

Estilo

  • Nuestro estilo de vida pretende abarcar la plenitud humana y divina. Tiene por cimientos los ejercicios espirituales ignacianos y la “santidad educadora”, que se ha ido elaborando a lo largo de 40 años de marchas y campamentos. (Abelardo de Armas).
  • Nuestro código educador comienza presentándonos el mayor ideal: la santidad para la que fuimos creados. Educamos exigiendo y exigiéndonos. Y de toda esta pedagogía de cumbres, descendemos a los abismos de nuestra limitación. La santidad educadora, por tanto, es maestra en el arte de hacernos pequeños, humildes, al descubrirnos frágiles, pero al invitarnos a la vez a no cansarnos nunca de estar empezando siempre. “Y en toda esta escuela de Alta Espiritualidad, de una espiritualidad educadora que se expresa en un estilo de vida, con más fracasos –eso sí aparentes- que éxitos, es la Virgen María con su Corazón de Madre y Maestra, el pilar, la roca en que nos asentamos”. (Abelardo de Armas).
  • La santidad laical que pretendemos quiere ser realista
    • No poner pegas, sino solucionarlas
    • No cansarse nunca de estar empezando siempre
    • Favorecer la comunión y el trabajo en equipo
    • Hacer familia en todas las agrupaciones humanas en que se participa: trabajo, deporte, ocio, vecinos, barrio, parroquia, etc.
Estilo

Formación

Prestamos especial atención a la formación humana en las primeras edades, manteniendo siempre ese espíritu de reciedumbre y de mejora personal. Para ello ofrecemos:

  • Constante progresión en la vida espiritual, afianzada por la lectura y acompañada por el director o guía espiritual. Práctica anual de los Ejercicios Espirituales y mensual de un día de retiro.
  • Formación catequética y de temas de actualidad con contenido moral, histórico, filosófico, etc., a través de reuniones semanales o quincenales, conferencias, grupos de trabajo, cenas temáticas, encuentros de Laicos en Marcha, etc.
  • Publicaciones periódicas a través de la revista Estar (bimestral) con temas de actualidad y testimonios de vida cristiana, y publicaciones de libros de profundización y difusión de nuestro estilo y espiritualidad.
  • Destaca el interés y la capacitación para las artes escénicas y artísticas: teatro, musicales, grupos de música, conciertos, exposiciones, pintura… Así como las nuevas artes audiovisuales.
Formación
Ir arriba Ir al contenido